Archivo de la categoría: The Beatles

“Paperback writer”, The Beatles

[y hablando de escritores… ]

 

The Beatles: «Paperback writer»Dear Sir or Madam, will you read my book? / It took me years to write, will you take a look? / It’s based on a novel by a man named Lear / And I need a job, so I want to be a paperback writer / Paperback writer / It’s the dirty story of a dirty man / And his clinging wife doesn’t understand / His son is working for the Daily Mail / It’s a steady job but he wants to be a paperback writer / Paperback writer / Paperback writer / It’s a thousand pages, give or take a few / I’ll be writing more in a week or two / I can make it longer if you like the style / I can change it round and I want to be a paperback writer / Paperback writer / If you really like it you can have the rights / It could make a million for you overnight / If you must return it, you can send it here / But I need a break and I want to be a paperback writer / Paperback writer / Paperback writer / Paperback writer, paperback writer / Paperback writer, paperback writer / Paperback writer, paperback writer / Paperback writer, paperback writer…

The Beatles: «Novelista» (*)

Querido Señor o Señora, ¿leerá mi libro? / Me tomó años escribirlo. ¿podría echarle un vistazo? / Está basado en una novela de un hombre llamado Lear / Necesito un trabajo, así que quiero ser un novelista / Novelista / Es la sucia historia de un hombre sucio / Su pesada mujer no lo entiende / Su hijo trabaja para el Daily Mail / Es un trabajo seguro pero él quiere ser un novelista / Novelista / Novelista / Son unas mil páginas, más o menos / Podré escribir más en una semana o dos / Puedo escribir más si le gusta el estilo / Puedo darle un giro, porque quiero ser un novelista / Novelista / Si realmente le gusta puede comprar los derechos / Te puedo dar un millón de la noche a la mañana / Y si debes devolverlo, puedes enviarlo hasta aquí / Pero ahora necesito un descanso, quiero ser un novelista / Novelista / Novelista / Novelista…

(*) No existe en español un término preciso para traducir «paperback writer» en una palabra o dos. El resultado sería «escritor de libros de bolsillo», es decir un escritor que publica libros que podríamos denominar como «comerciales», o «best-sellers», ya que se aguarda de ellos una gran venta y muchas veces están escritos pensando en esas futuras ventas. 

40 años sin los Beatles

[Les dejo aquí la nota que apareció el sábado en el suplemento Ñ del diario Clarín, y que hoy nombró Emilia en 3º3, a propósito de los cuarenta años de la separación de los Beatles]

por Jorge Fondebrider

Los Beatles se separaron en abril de 1970, lo que significa que, aunque cada uno haya desarrollado su propia carrera solista, ya llevamos cuarenta años sin ellos. Ahora bien, ¿es realmente así? ¿Su rastro puede seguirse únicamente en el mero epigonismo de grupos tales como Tears For Fears o, más cerca en el tiempo, de Oasis, o trasciende incluso la música y sus modos de producción para instalarse de manera palmaria en la esfera de nuestra propia y personal intimidad?

Una primera alternativa es pensar la historia en estos términos: Los Beatles empezaron siendo un grupo de rock entre tantos otros. En sus primeros discos –vale decir, Please please me (1963), With The Beatles (1963), A hard days night (1964) y For sale (1964)– alternaron versiones del rock’n’roll negro (Little Richard, Chuck Berry, Larry Williams), blanco (Carl Perkins, Gene Vincent, Buddy Holly) y adaptaciones del rhythm & blues (Ray Charles, los Isley Brothers, The Coasters, The Miracles) con temas propios, por cierto, muy básicos. Estos últimos, sin embargo, a partir de Help (1965), Rubber soul (1965) y, sobre todo, Revolver (1966) fueron ganando en complejidad y, al mismo tiempo, planteando lo que por entonces constituyó una gran novedad porque, de manera progresivamente excluyente, las composiciones de los Beatles fueron desplazando a sus versiones de temas ajenos. Dicho de otro modo, las canciones salían del seno del grupo, costumbre que, ya sea por motivos estéticos o puramente financieros, terminó por imponerse en el ámbito del rock y de la música popular. No importa aquí si ellos fueron realmente los primeros o no.

Lo que sí es importante es que, debido a su éxito y a la necesidad de emularlos, otros músicos empezaron a hacer lo mismo, primero, en ambas márgenes del Atlántico y, luego, en el mundo entero. Entonces, aunque hoy nos parezca lo más normal del mundo, ésta es una importante costumbre que gracias a ellos se volvió la norma de una parte sustantiva de la música popular.

para seguir leyendo la nota en su lugar de publicación original, hacer click aquí.