La yegua de la noche

La aparición del caballo que quiere entrar en la casa de los protagonistas de “Verano”, de Julio Cortázar, nos inspira el recuerdo de cómo se dice “pesadilla” en lengua inglesa. El término es “nightmare”, y, si se descompone en los dos sustantivos que lo forman (“night” y “mare”), dicha palabra puede ser interpretada como “yegua de la noche”. Recordemos: la niña duerme en la cocina, Mariano y Zulma se desesperan por esa presencia que ha llegado de algún lugar de la noche y que trae el terror de aquellas cosas que suceden y son inexplicables.

La imagen que aparece más arriba es una pintura ya clásica del pintor inglés Henry Fuseli llamada, justamente, “The nightmare” (del año 1781). En la misma podemos ver a una mujer durmiendo, siendo presa de una pesadilla… La tradición inglesa o anglosajona es muy interesante en cuanto a lo que plantea acerca del origen de las pesadillas. En la imagen observamos a un ser que está sentado a horcajadas sobre el pecho y el vientre de la mujer, oprimiéndoselo, de tal modo que el cuerpo de la durmiente expresa esa sofocación. Pero hay un detalle muy interesante, y que ustedes verán sobre la izquierda. Y es, justamente, apenas esbozada, saliendo de la oscuridad, la “yegua de la noche”.

Pero hay más. ¿Cómo se explica lo del “demonio” que aparece sobre la mujer?. Estuve leyendo en la página en inglés de wikipedia (que pueden consultar si practican inglés en http://en.wikipedia.org/wiki/Nightmare) y allí me di cuenta de que se explica que desde muy antiguamente se creía que era un ser como el de la pintura el que se sentaba sobre la persona que dormía. Este ser se denominaba también como “mare” en la lengua inglesa antigua, expresión que venía de la palabra “mara” en alto antiguo germánico y que se utilizaba para referirse al “íncubo”. El íncubo es un demonio que se creía que existía en la Edad Media y que llegaba hasta las mujeres que soñaban para tener relaciones sexuales con ellas. La palabra “íncubo”, de hecho, en latín, viene de “incubare”, o sea “acostarse”.

¿Y todo esto cómo se relaciona con “Verano”? ¿Habrá tenido Cortázar todas estas cuestiones presentes a la hora de elaborar el cuento? ¿Esa “yegua de la noche” que llega de repente a la casa de vacaciones de Mariano y Zulma representa esa pasión sin freno? ¿Por qué Zulma queda al borde de la desesperación total? ¿Por qué no puede soportar ver a ese animal? ¿Y qué relación hay entre todo esto y la niña? ¿Muchas preguntas? ¿Cuál prefieren?…

Hasta luego…

Anuncios

5 Respuestas a “La yegua de la noche

  1. Hola profee!!

    bueno… la verdad es qe si, son muchas preguntas!!!

    para mi qe Cortázar era MUY creativo… hay muchas coincidencias entre la pintura, los significados y origenes de distintas palabras… es curioso que coincidan tanto!!! y… ademas, eso marea!!

    me pareció interesante cuando menciona al
    “íncubo” que era un demonio qe llegaba cuando las mujeres dormian para tener relaciones con ellas… eso encaja con una parte de “Verano”, la que dice que Mariano “violaba” a Zulma… no se… digo…

    bueno… creo que una parte de lo qe yo pienso ya la escribí jeje

    bueno profe… me voy pero volveré…

    ah, no se fije en las faltas ortograficas =)

    un abrazzo!!

    >>AWANTE EL ROCK<<

  2. Florencia:

    Gracias por pasar.
    Es interesante tu opinión sobre el íncubo y el hecho de “Verano” que mencionás. Sigo procesando la información.
    Un abrazo.

  3. Hola…………. profe, como anda? espero q bien vi la pintura y leí las coincidencias que hay con nightmare…. me parecio muy interesante, misterioso, aterrador, pero muy bueno, me gusto mucho como todo se conecta pero ahora leyendo todo esto me entró la idea de que tambien puede ser un sueño de Zulma y que el demonio se le puso arriba y la hizo soñar esa pesadilla…. bue mis otraas opiniones ya las conoce nos vemos la proxima clase.
    Chauu!

  4. ¡Lucía!…
    Gracias por darte una vuelta y leer. Y sí, ver cómo se originan determinadas palabras y conocer esas historias que tienen tras de sí es algo interesantísimo.
    En cuanto a tu interpretación de que todo sea un cuento de Zulma, me parece que al texto le faltarían elementos como para poder afirmar eso; pero, al mismo tiempo, me parece que se puede decir que si algo tiene este relato es que en él haya, a partir de cierto punto, una atmósfera pesadillesca, o con una sustancia similar a la sustancia de la que están hechas las pesadillas.
    Un abrazo, buen fin de semana.

  5. Damian, puede ser que esto tenga que ver tanto con nuestros pombero y yaciyateré.
    Me contaba un amigazo misionero la función social de estas leyendas, algo parecido le escuché a Luis Landriscina.
    Era tiempos de inmigración, estaban los polacos, alemanes sebios, croatas, rusos, etc, en su mayoría rubios y de ojos claros y nuestros paisanos.
    Todo bien, los gringos con las gringas y los chinaos con las chinas, y estas leyendas explicaban la aparición de hijos morochos en pareja de polacos y de hijos rubios en parejas indio-españolas (criollas), ademas de los embarazos adolescentes.
    Un aporte que no tiene nada que ver con el post pero con la mayor buena onda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s